TERAPIA ADOLESCENTES

 

La adolescencia es un período de la vida en la que la confusión es el aspecto dominante. En ella se inician nuevas relaciones con los padres y también con el exterior, se produce una ruptura con el mundo infantil. Además los cambios fisiológicos también tienen que integrarse en la vida de los adolescentes de manera que estos puedan adaptarse a su nueva imagen corporal.

 

 

No todos los adolescentes viven estos cambios de la misma manera, ya que depende del entorno que tenga cada uno, a parte de las experiencias personales ya vividas anteriormente. Lo que sí está claro es que no se trata de una época fácil, ni para los propios adolescentes, ni para los padres y educadores.

 

Los objetivos de esta etapa son bastante generales:

– Ir adaptándose a su nueva imagen corporal

– Ir definiendo su identidad a partir de nuevas experiencias y nuevos valores que van adquiriendo.

– Integrarse socialmente a medida que se van independizando de sus antiguas relaciones familiares.

Ir adoptando poco a poco el papel de adultos no es tarea fácil y el papel de los adultos que les rodean es importante, ya que aunque ellos no se sientan muy comprendidos, habrá que evitar que se sientan rechazados.

 

Son las relaciones interpersonales, y en concreto las familiares, las que más sufren en esta época. Muchas veces,la búsqueda de independencia entra en conflicto con las normas que los padres les imponen; y ellos se rebelan. Es importante que los padres sepan mantener la calma, aprendan a no ponerse a la altura de los adolescentes en las discusiones y tengan claro que no van a perder a su hijo si son capaces de superar esta etapa con serenidad, aceptando los cambios que sus hijos van sufriendo.

No siempre lo consiguen solos y en ocasiones, necesitan orientación y apoyo tanto los padres como los hijos. Las orientaciones que se dan en esta época, generalmente son bien recibidas por padres, que se sienten incompetentes y por los adolescentes, confundidos e incomprendidos que encuentran en los terapeutas un apoyo para poder seguir adelante.